Never surrender

Acabo mi jornada laboral de 8 horas tras pasar visita a 12 pacientes Covid-19 ingresados en planta. Estoy muy cansado a nivel físico, porque he trabajado 8 días de 9, con dos turnos de 12 horas. Pero lo peor es la parte anímica, espiritual. Los pacientes se complican, empeoran, y yo no tengo un tratamiento realmente eficaz que los cure. Cada día hay varias defunciones.

Al estar todos los pacientes en aislamiento respiratorio, he tenido que colocarme todo el equipo de protección individual (EPI) bien puesto, y he estado con él varias horas. Es como estar en la sauna, nunca había sudado tanto en mi puesto de trabajo. Cuando he salido de la zona de riesgo he tenido que ir a los vestuarios a ducharme. Me ha faltado un EPI, el gorro, y me he hecho uno con papel de secarse las manos. Dispongo de mascarilla FFP2, una segunda mascarilla con pantalla de protección ocular, bata impermeable blanca y bata verde fina encima, además de doble guante. He utilizado mi fonendoscopio, lo he desinfectado con toallitas desinfectantes tras salir de las habitaciones, y al final lo he lavado con agua y jabón.

Después de hacer los cursos clínicos y comentar los pacientes más complejos en sesión clínica, me ha tocado informar a los familiares por teléfono. El hecho de que los familiares no puedan estar con los pacientes, ni en caso de que empeoren o fallezcan, es muy desagradable, muy cruel. Hablar por teléfono con una persona a la cual no he visto nunca y darle malas noticias sobre su familiar cercano, es un mal trago al que no estoy acostumbrado. Por desgracia, a lo largo de mi trayectoria profesional, he tenido que dar malas noticias varias veces, pero siempre lo he hecho en un contexto más humanizado: en persona, en un despacho sentados frente a frente, he visto los gestos de la persona que recibía la noticia, he intentado consolarla.

Yo escogí ser médico para cuidar de los enfermos y luchar por su curación. Pero esta enfermedad, de momento, no tiene tratamiento curativo, y además les quitamos el consuelo de la compañía de sus familiares.

Otro aspecto complejo es la escasez de camas de UCI en comparación con la avalancha de pacientes graves. Se ha cambiado radicalmente el criterio de ingreso en la UCI en 15 días. Ahora hay que ser más joven y sano que nunca para que te ingresen en la UCI.

En conjunto, tengo la sensación de vivir una pesadilla, que está en un bucle que se repite. Todos los días son iguales. No veo la luz al final del túnel.

Y siguen diciendo que lo peor está por llegar. No me lo quiero imaginar. No quiero pensar. He decidido cuidar mi físico y mi mente. Los días que no trabajo intento desconectar del tema, hacer mucho ejercicio físico y algo de mindfullness. La sociedad nos necesita para seguir luchando contra la pandemia, no podemos desfallecer. Los aplausos de las 20 horas nos recargan la energía. Never surrender!

Francisco José Castro, metge internista del Parc Sanitari Sant Joan de Déu

3 pensaments sobre “Never surrender

  1. Ánimo, eres fuerte y esto te hará más fuerte si cabe. Entiendo tu pesar y te admiro. Lo que cuenta es que haces todo lo posible por sanar a tus pacientes. No decaigas. Estamos contigo. El karma te devolverá con creces tu esfuerzo.

    M'agrada

  2. Entendemos todo lo que pasais. Si esta crisis es dura para todos para vosotros, los que estais al pie de la cama, diez veces más.

    Como ciudadano solo puedo deciros una cosa a todo el personal sanitario. Muchas gracias por todo lo que estais haciendo. Por vuestro esfuerzo, dedicación, sacrificio e inteligencia. Estamos con vosotros. Agradecido siempre.

    M'agrada

  3. Retroenllaç: Never surrender - El Diari de la Sanitat

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s